Music Code Here
ooc: Hola pestañitas y bigotitos :3 COMUNICADO

kusamanowaki-esp:

¿Cómo están? Vengo a avisar que podré aparecer en este mundo bello hasta el PRÓXIMO LUNES 04 DE AGOSTO. Tengo un par de compromisos y para hacer las cosas bien pues tengo que sacrificar un poco este bello mundo :( Podría aparecerme por un par de minutos pero creo que escribiría a la carrera y sin el feel que mis partners merecen. 

So, nos vemos el próximo lunes con las pilas al máximo. Fuck Yeah!!!!

Un abrazo apachurrador y kawaiioso a todas.

Gracias por la comprensión de kamijouhiroki-esp mino-sayumi  masakazu-henmi-esp yokozawa-naomi takatsukishinobu-esp usami-akihiko-esp (Voy a trtar de al menso responder un rol cada día y si no lo logro, el lunes seguro si vengo :3 )

Sayo solo por un rato ~ 

Muak

ooc: Esto no es de este fandom perooooooo… Sé que debe haber chicas de Free!

kusamanowaki-esp:

El fandom está nominado en los premIos MTV. Se puede votar todas las veces que quieran, así que ADELANTE :3 

http://www.mtv.com/shows/mtvu_fandom_awards/2014/fandom-of-the-year/#/voting

AU; ¡Alguien tiene que ceder!

[1] - [2] - [3] - [4] - [5] - [6]

Akihiko

- Ya espere varios años… No me hagas esperar mas -impaciente, metió sus manos bajo la playera que traía el periodista, y acaricio descaradamente toda su espalda, hasta llegar al limite de su pantalón.

Takahiro

Como siempre sus manos estaban tan frías pero a la vez transmitían un calor como ningún otro; esto sonaba contradictorio y disparatado en su mente, pero era justo eso lo que sentía. Se estremeció al sentir ese toque. Akihiko estaba plagado de contradicciones, todas ellas muy interesantes y le enloquecían.

-Pero… ¡Ahhh! -recargó la frente en el hombro de su amante. 

Akihiko

- Vamos a la cama… -suplico rosando sus labios contra el odio ajeno mientras que el negro cabello de su amante cosquilleaba en su nariz. 

La familiar esencia que emanaba el hombre en sus brazos le traía una inmensa paz como la perdida de control de si mismo y de su accionar. Era como si cada vez que poseía un centímetro mas del cuerpo o del corazón del periodista, se perdía un poco mas a si mismo; pero poco le importaba estando al lado de aquel hombre. A fin de cuentas, hace bastante tiempo que su existencia se resumía en Takahiro, y eso, aunque sonase contraproducente, le hacia sentir completo en mas de un sentido.

Mientras todos aquellos pensamiento divagaban en su cabeza, el letrado arrastro a su compañero de alcoba escaleras arriba lo mas rápido que pudo entre besos y caricias. Apenas hubo de llegar al umbral, sus manos se deshicieron de sus ropas y las ajenas, dejándose caer en la cama- Aunque no lo creas… hoy fue difícil sin ti

Takahiro

Con Akihiko nunca había un “no” de por medio. Desde que lo conoció supo que su existencia sería marcada, sin duda, por el chico que le veía algo molesto al acercarse aquel día en el salón de clases. Fue en ese momento cuando, sin saber, le entregó su vida, sus sueños e ilusiones, sus miedos y desventuras. Le entregaba en un simple “hola” su pasado, presente, pero sobretodo el futuro, ya que sería el tiempo en  que se hicieran uno mismo.

Ya estaba desnudo y a merced del escritor, desvió la mirada -Estuve desde aquí… siempre estoy contigo… puede que no me veas -se ruborizó al sentir la mirada abrazadora del otro- No hay día en el que no cuide de ti, aún cuando no me ves. Y de la misma manera siento tu presencia en mi diario vivir. 

AU; ¡Alguien tiene que ceder!

[1] - [2] - [3] - [4] - [5] - [6]

Akihiko

- Ya espere varios años… No me hagas esperar mas -impaciente, metió sus manos bajo la playera que traía el periodista, y acaricio descaradamente toda su espalda, hasta llegar al limite de su pantalón.

Takahiro

Como siempre sus manos estaban tan frías pero a la vez transmitían un calor como ningún otro; esto sonaba contradictorio y disparatado en su mente, pero era justo eso lo que sentía. Se estremeció al sentir ese toque. Akihiko estaba plagado de contradicciones, todas ellas muy interesantes y le enloquecían.

-Pero… ¡Ahhh! -recargó la frente en el hombro de su amante. 

ooc: Hasta mañana pestañitas
AU; ¡Alguien tiene que ceder!

[1] - [2] - [3] - [4] - [5]

Akihiko

La pregunta de la mujer le descoloco por un momento. Recordó como había hecho sufrir tan amargamente a Takahiro, sus lagrimas y como casi le perdió por sus ansias de poseerlo completamente frente a todos, y de paso, había involucrado a su adorado hermano menor. Era claro que jamas se perdonaría por aquello. Su estupidez no tenia limites

Miro a Isaka sin saber porque, solo como respuesta ante el sonido de su voz en su dirección, mientras las preguntas daban vueltas en su cabeza hasta que por fin se domino. Hizo un leve gesto a su acompañante y hablo.

- En cuando a si primera pregunta… -se aclaro levemente la garganta, dándose tiempo mientras hilaba ideas- Respecto a mi vida soy muy reservado, excepto por esta ocasión. Tarde o temprano se sabría y, creo, que lo mejor era que yo lo diese a conocer antes de que se malinterpretaran las cosas. Además, soy escritor, todo lo que hago, de cierta forma tiene un toque de dramatismo -rió, intentando alivianar el ambiente y lo logro.

Takahiro

Contuvo la respiración por unos segundos. Conocía tan bien a su novio, sabía que con esas preguntas los sentimientos de culpa estuvieron a punto de dominarle. Mordió su labio inferior mientras escuchaba la respuesta -Muy bien -sonrió enternecido.

———

Al parecer la reportera era ferviente admiradora del Usami, pues sonrió ante la respuesta y asintió, incluso un ligero sonrojo cruzó su rostro.

Muchos otros reporteros levantaban la mano. Isaka eligió al siguiente y este no tardó en disparar su pregunta -Usami-san, gracias por esta conferencia de prensa. Solo tengo un cuestionamiento. Debido a la situación que se presenta ¿Cómo cree que todo esto afecte su carrera y la de su pareja? 

Akihiko

Aquella pregunta estaba demás, y pensaba seriamente en decir algo irónico ante la estúpida interrogante, cualquier cosa estaría bien con tal de dejar salir su abrumadora rabia e impotencia que le invadía por saber desde siempre esa respuesta. Había sido tan estúpido, y no podía culpar a nadie mas que a su impulsivo ser.

- Creo que la respuesta ya la saben de antemano todos los aquí presentes, o sino, no estuviésemos reunidos por tal “acontecimiento”… -la habitación se quedo en silencio por largos segundos, y Akihiko miro uno a uno a esos extraños tan interesados en su vida y la de Takahiro, pensando que si no fuese este ultimo el amor de su vida, también estaría en aquel mar de rostros.- Pero… -rompió el silencio con su grave voz- Yo me pregunto ¿Porque tiene que afectarla? Él es un gran profesional, talentoso y responsable. Una persona como el son pocas en este mundo, y tengo la suerte de que haya elegido a alguien como yo… y que estemos juntos mas allá de los prejuicios por tener el mismo genero… Además, mi trabajo seguirá como siempre, de hecho, él es mi soporte y el mejor compañero que pueda tener, quien me apoya incondicionalmente… Por eso, aunque afecte nuestra vida tal como era, espero que el no pierda todo lo que ha ganado con tanto esfuerzo, por mi causa…

Jamás se había mostrado tan vulnerable en publico, tan abierto con respecto a sus sentimientos, pero todo era por Takahiro. Haría cualquier cosa por ese hombre y el solo el hecho de encontrarse en medio de tal situación lo demostraba.

Takahiro

Todo su ser tuvo una reacción instintiva. De hecho sintió con claridad como su piel se erizaba ante la respuesta tan profunda, sincera y sentida de su compañero de vida.

Se llevó una mano a la boca para disimular una sonrisa; aún cuando sabía que estaba solo, le ocasionaba cierta pena mostrarse tan feliz y compenetrado con el escritor que había hecho, sin querer, una de las declaraciones de amor más bellas que jamás había escuchado. Bajó la mirada unos segundos y al levantarla se topó con una toma del rostro amoroso de su Akihiko. Aún a través de la pantalla su corazón dio un vuelco a causa de la felicidad que el verlo le producía -Te amo tanto, idiota -susurró con un indicio de lágrimas en los ojos. 

——

Los reporteros presentes, sobretodo las mujeres, tuvieron que ahogar un a expresión de ternura o aprobación; hubiera sido poco profesional. Incluso Isaka se hallaba sorprendido al ver a un Usami Akihiko tan transparente, sonrió y cedió a palabra a otra chica.

Esta sumamente conmovida tardó un poco en armarse de compostura para hablar -Solo quiero decir -dijo la reportera- que en nuestro show estamos orgullosos de apoyarlo y así será siempre. Mi pregunta será acerca de su trabajo. ¿Cuánto tardaremos en deleitarnos con una nueva y maravillosa obra de su autoría? -la chica le sonrió amablemente. Isaka sonrió también,  pues estaba agradecido de que la joven reportera tuviera el tino de darle un respiro a su cliente. 

Akihiko

- Ya sabrán que tuve un accidente con en mi muñeca por lo que…

El resto de la conferencia giro en sus libros y en los futuros proyectos que tenían agendados con la editorial, ademas de algunos de sus trabajos que serian llevamos a la televisión, por lo que termino monopolizando las respuestas su editor.

—-

- Estoy en casa… -se alegraba por fin llegar al departamento, alejado de todo y todos.

Takahiro

Se puso de pie. Para su fortuna los nervios que sentía se habían ido disipando mientras la conferencia de prensa tomaba el rumbo más profesional que personal del hombre que ahora lo veía con aire desenfadado.

Caminó y lo abrazó -Estuviste excelente -recargó la cabeza sobre el hombro del escritor- Debo agradecer a Isaka-san que te haya ayudado. 

Akihiko

El solo hecho de tener a Takahiro recargado en su hombro, todas las tensiones y preocupaciones se fueron las instante.

- Espero que tus colegas piensen lo mismo, porque no se si soporte otra de estas experiencias para hacerlos cambiar de opinión.

Correspondió fuertemente ese abrazo y beso sus mejillas con suma ternura- Isaka-san lo hizo porque le significa publicidad gratis, no le agradezcas tanto.

Takahiro

El olor que emanaba el cuerpo de su novio le parecía uno de los más tranquilizadores, por eso aspiró en un par de ocasiones para que su respiración y palpitaciones terminaran por volver a la normalidad. 

-Y si no lo piensan, no caigas más en sus juegos. Sé bien que será un tema que difícilmente olvidarán -le sonrió- Eres muy rudo con Isaka-san, debes darle crédito, de no haber sido por su intervención estuvieras el un par de aprietos. Te gana el enojo a veces, admítelo -besó su nariz- 

Akihiko

- Es que cuando se trata de ti, no me puedo quedar tranquilo -cerro sus ojos, sonriendo ante tanta felicidad que le causaba el mas mínimo roce con el moreno.

- Solo por eso agradezco que estuviese ahí; pero dejemos de hablar de él… Te extrañe demasiado -alejo su rostro un par de centímetros para poder mirarle a los ojos y ver aquel bello rostro que amaba tanto.

Takahiro

Esa mirada le quemaba, era tan abrazadora y sentía como lograba desnudarle el alma. Sintió sus mejillas arder de vergüenza e intentó bajar la mirada, pero, Akihiko no se lo permitió y logró que le sostuviera la mirada por un par de segundos.

Akihiko

- ¿Podrías dejar de hacer eso? -se mordió el labio por acto reflejo, a la vez que se reía de puro nerviosismo.

Takahiro

-¿Ha-hacer eso? ¿Q-que es lo que estoy haciendo? -se apartó un poco, pues la expresión de Akihiko era de que en cualquier momento lo devoraría. 

Akihiko

- Seducirme ¿A caso no te das cuenta? -se aferro a un mas a su cintura, cerrando fuertemente sus brazo al rededor de esta de modo que sus cuerpos se ciñesen mucho mas- No puedo dejar de poner mi manos sobre ti si me miras de ese modo.

Su boca se apoyo ligeramente sobre la unión entre el cuello y el hombro, en busca de piel para morder.

Takahiro

-P-pero si yo no ¡Ahhh! Akihiko yo… ¡Ngh! -era totalmente irresistible que al toque no se activaran todos sus sentidos. A pesar de sgeuir algo avergonzado, algo en él le hacía pedir más , pero sin palabras. Su lenguaje corporal mandaba las señales correctas para que el peliplata continuara como deseara -…yo no hago nada -susurró. 

Akihiko

- Por cierto… -hablo en medio de los pequeños mordiscos y besos- ¿Te han llamado de tu trabajo? ¿O tu jefe esta esperando a que le lleves la primicia de tu vida?

Takahiro

Se tensó un poco ante la pregunta, así que tardó en responder para tratar de mantener a raya sus sentimientos -No ha llamado., supongo que quiere que sea yo quien me presente con una disculpa. Creo que tiene razón. 

Akihiko

- ¿Disculpa de que? -siempre que esa palabra se asomaba en alguna frase, el escritor se ponía a la defensiva.

Se alejo un poco de su amante y le miro incrédulo al darle la razón a aquel estúpido hombre, que de por si ya no soportaba, aun no conociéndolo.

- ¿Acaso no puede entender que tengas que ausentarte un par de días? No, ya se. Tal vez no soporta que no tenga la primicia de el “Amorío del ermitaño escritor con un importante y conocido periodista”, que resulta ser hombre y ademas es su empleado… No me jodas con disculpas por cada cosa que haces, Takahiro. 

Takahiro

Parpadeó un par de veces antes de procesar todo lo que le había dicho. El ambiente comenzó a tornarse pesado, señal de una nueva pelea. Esperaba que no. 

-Abandoné mi trabajo, Akihiko, qué quieres qué haga. Yo no soy dueño de la revista y no puedo desaparecer como si nada. Si no me aparezco corro el riesgo de ser demandado por abandono de trabajo. No es que me agrade disculparme por algo que, pues, yo no pude controlar -bajó la cabeza- pero si tengo que hacerlo para no tener más problemas, lo haré y ya. 

Akihiko

La culpa volvió a golpearlo de lleno y se dio cuenta de que no debía tratar así a Takahiro siendo que el era la principal causa de todos sus problemas; ademas no estaban en igualdad de condiciones si de libertad en el trabajo se trataba.

- Yo… -volvió a abrazarlo y apoyo su cabeza en el hombro del moreno- Te debo varias disculpas, y no solo por esto. Soy un imbécil, Takahiro; aunque si fuese por mi, crearía un editorial solo para ti para que no tengas que disculparte con nadie y trabajaras como te plazca, ademas de no tener que rendir cuentas a idiotas… es decir… haz lo que tengas que hacer…

Takahiro

-No seas imbécil -le dio un golpecito en la cabeza- Sabes que si haces algo así no aceptaría el trabajo. Siempre he querido sobresalir por mis méritos y no por lo que otros hagan por mi como favores. De todos modos, te agradezco que te preocupes así. Haré lo que sea necesario, no más. Con esto quiero decir que de mi boca no saldrá nada acerca de nuestra relación. Solo me disculparé por no terminar la entrevista y por demorar al dar el artículo. 

Se alejó un poco y le sonrió- Al fin que no hay ninguna clausula que me obligue a contar mi vida privada. 

Akihiko

- Eres tan cool -rió contagiado por su sonrisa- Quisiera ser mas como tu, pero me han dicho que soy demasiado caprichoso.

Takahiro

-No quiero que cambies. De lo contrario no me habría enamorado de ti, o si? -le volvió a sonreír- Y si, en efecto eres muy caprichoso pero eso es culpa de todos los que te rodeamos. 

Akihiko

- Si le dices eso a mi padre a Vincent, lo mas probable es que lo nieguen -rió de solo pensarlo- Pero me gusta ser caprichoso solo contigo -dicho esto, el escritor retomo lo que había dejado a medias unos minutos atrás, al comenzar a besar el cuello, las mejillas y por fin llegar a la ansiada boca de su amado, para besarle sin tregua.

Takahiro

-No te preocupes que no está en mis planes tener contactos con ellos. Solo conmigo y para que me saques canas verdes.

Lo vio venir con tanta pasión que no pudo poner resistencia -A-akihiko.. espera… espera… -pero las suplicas no pudieron ser concretadas pues se vio envuelto en un beso apasionado. 

AU; ¡Alguien tiene que ceder!

[1] - [2] - [3] - [4] - [5]

Akihiko

La pregunta de la mujer le descoloco por un momento. Recordó como había hecho sufrir tan amargamente a Takahiro, sus lagrimas y como casi le perdió por sus ansias de poseerlo completamente frente a todos, y de paso, había involucrado a su adorado hermano menor. Era claro que jamas se perdonaría por aquello. Su estupidez no tenia limites

Miro a Isaka sin saber porque, solo como respuesta ante el sonido de su voz en su dirección, mientras las preguntas daban vueltas en su cabeza hasta que por fin se domino. Hizo un leve gesto a su acompañante y hablo.

- En cuando a si primera pregunta… -se aclaro levemente la garganta, dándose tiempo mientras hilaba ideas- Respecto a mi vida soy muy reservado, excepto por esta ocasión. Tarde o temprano se sabría y, creo, que lo mejor era que yo lo diese a conocer antes de que se malinterpretaran las cosas. Además, soy escritor, todo lo que hago, de cierta forma tiene un toque de dramatismo -rió, intentando alivianar el ambiente y lo logro.

Takahiro

Contuvo la respiración por unos segundos. Conocía tan bien a su novio, sabía que con esas preguntas los sentimientos de culpa estuvieron a punto de dominarle. Mordió su labio inferior mientras escuchaba la respuesta -Muy bien -sonrió enternecido.

———

Al parecer la reportera era ferviente admiradora del Usami, pues sonrió ante la respuesta y asintió, incluso un ligero sonrojo cruzó su rostro.

Muchos otros reporteros levantaban la mano. Isaka eligió al siguiente y este no tardó en disparar su pregunta -Usami-san, gracias por esta conferencia de prensa. Solo tengo un cuestionamiento. Debido a la situación que se presenta ¿Cómo cree que todo esto afecte su carrera y la de su pareja? 

Akihiko

Aquella pregunta estaba demás, y pensaba seriamente en decir algo irónico ante la estúpida interrogante, cualquier cosa estaría bien con tal de dejar salir su abrumadora rabia e impotencia que le invadía por saber desde siempre esa respuesta. Había sido tan estúpido, y no podía culpar a nadie mas que a su impulsivo ser.

- Creo que la respuesta ya la saben de antemano todos los aquí presentes, o sino, no estuviésemos reunidos por tal “acontecimiento”… -la habitación se quedo en silencio por largos segundos, y Akihiko miro uno a uno a esos extraños tan interesados en su vida y la de Takahiro, pensando que si no fuese este ultimo el amor de su vida, también estaría en aquel mar de rostros.- Pero… -rompió el silencio con su grave voz- Yo me pregunto ¿Porque tiene que afectarla? Él es un gran profesional, talentoso y responsable. Una persona como el son pocas en este mundo, y tengo la suerte de que haya elegido a alguien como yo… y que estemos juntos mas allá de los prejuicios por tener el mismo genero… Además, mi trabajo seguirá como siempre, de hecho, él es mi soporte y el mejor compañero que pueda tener, quien me apoya incondicionalmente… Por eso, aunque afecte nuestra vida tal como era, espero que el no pierda todo lo que ha ganado con tanto esfuerzo, por mi causa…

Jamás se había mostrado tan vulnerable en publico, tan abierto con respecto a sus sentimientos, pero todo era por Takahiro. Haría cualquier cosa por ese hombre y el solo el hecho de encontrarse en medio de tal situación lo demostraba.

Takahiro

Todo su ser tuvo una reacción instintiva. De hecho sintió con claridad como su piel se erizaba ante la respuesta tan profunda, sincera y sentida de su compañero de vida.

Se llevó una mano a la boca para disimular una sonrisa; aún cuando sabía que estaba solo, le ocasionaba cierta pena mostrarse tan feliz y compenetrado con el escritor que había hecho, sin querer, una de las declaraciones de amor más bellas que jamás había escuchado. Bajó la mirada unos segundos y al levantarla se topó con una toma del rostro amoroso de su Akihiko. Aún a través de la pantalla su corazón dio un vuelco a causa de la felicidad que el verlo le producía -Te amo tanto, idiota -susurró con un indicio de lágrimas en los ojos. 

——

Los reporteros presentes, sobretodo las mujeres, tuvieron que ahogar un a expresión de ternura o aprobación; hubiera sido poco profesional. Incluso Isaka se hallaba sorprendido al ver a un Usami Akihiko tan transparente, sonrió y cedió a palabra a otra chica.

Esta sumamente conmovida tardó un poco en armarse de compostura para hablar -Solo quiero decir -dijo la reportera- que en nuestro show estamos orgullosos de apoyarlo y así será siempre. Mi pregunta será acerca de su trabajo. ¿Cuánto tardaremos en deleitarnos con una nueva y maravillosa obra de su autoría? -la chica le sonrió amablemente. Isaka sonrió también,  pues estaba agradecido de que la joven reportera tuviera el tino de darle un respiro a su cliente. 

Akihiko

- Ya sabrán que tuve un accidente con en mi muñeca por lo que…

El resto de la conferencia giro en sus libros y en los futuros proyectos que tenían agendados con la editorial, ademas de algunos de sus trabajos que serian llevamos a la televisión, por lo que termino monopolizando las respuestas su editor.

—-

- Estoy en casa… -se alegraba por fin llegar al departamento, alejado de todo y todos.

Takahiro

Se puso de pie. Para su fortuna los nervios que sentía se habían ido disipando mientras la conferencia de prensa tomaba el rumbo más profesional que personal del hombre que ahora lo veía con aire desenfadado.

Caminó y lo abrazó -Estuviste excelente -recargó la cabeza sobre el hombro del escritor- Debo agradecer a Isaka-san que te haya ayudado. 

Akihiko

El solo hecho de tener a Takahiro recargado en su hombro, todas las tensiones y preocupaciones se fueron las instante.

- Espero que tus colegas piensen lo mismo, porque no se si soporte otra de estas experiencias para hacerlos cambiar de opinión.

Correspondió fuertemente ese abrazo y beso sus mejillas con suma ternura- Isaka-san lo hizo porque le significa publicidad gratis, no le agradezcas tanto.

Takahiro

El olor que emanaba el cuerpo de su novio le parecía uno de los más tranquilizadores, por eso aspiró en un par de ocasiones para que su respiración y palpitaciones terminaran por volver a la normalidad. 

-Y si no lo piensan, no caigas más en sus juegos. Sé bien que será un tema que difícilmente olvidarán -le sonrió- Eres muy rudo con Isaka-san, debes darle crédito, de no haber sido por su intervención estuvieras el un par de aprietos. Te gana el enojo a veces, admítelo -besó su nariz- 

Akihiko

- Es que cuando se trata de ti, no me puedo quedar tranquilo -cerro sus ojos, sonriendo ante tanta felicidad que le causaba el mas mínimo roce con el moreno.

- Solo por eso agradezco que estuviese ahí; pero dejemos de hablar de él… Te extrañe demasiado -alejo su rostro un par de centímetros para poder mirarle a los ojos y ver aquel bello rostro que amaba tanto.

Takahiro

Esa mirada le quemaba, era tan abrazadora y sentía como lograba desnudarle el alma. Sintió sus mejillas arder de vergüenza e intentó bajar la mirada, pero, Akihiko no se lo permitió y logró que le sostuviera la mirada por un par de segundos.

Akihiko

- ¿Podrías dejar de hacer eso? -se mordió el labio por acto reflejo, a la vez que se reía de puro nerviosismo.

Takahiro

-¿Ha-hacer eso? ¿Q-que es lo que estoy haciendo? -se apartó un poco, pues la expresión de Akihiko era de que en cualquier momento lo devoraría. 

Akihiko

- Seducirme ¿A caso no te das cuenta? -se aferro a un mas a su cintura, cerrando fuertemente sus brazo al rededor de esta de modo que sus cuerpos se ciñesen mucho mas- No puedo dejar de poner mi manos sobre ti si me miras de ese modo.

Su boca se apoyo ligeramente sobre la unión entre el cuello y el hombro, en busca de piel para morder.

Takahiro

-P-pero si yo no ¡Ahhh! Akihiko yo… ¡Ngh! -era totalmente irresistible que al toque no se activaran todos sus sentidos. A pesar de sgeuir algo avergonzado, algo en él le hacía pedir más , pero sin palabras. Su lenguaje corporal mandaba las señales correctas para que el peliplata continuara como deseara -…yo no hago nada -susurró. 

Akihiko

- Por cierto… -hablo en medio de los pequeños mordiscos y besos- ¿Te han llamado de tu trabajo? ¿O tu jefe esta esperando a que le lleves la primicia de tu vida?

Takahiro

Se tensó un poco ante la pregunta, así que tardó en responder para tratar de mantener a raya sus sentimientos -No ha llamado., supongo que quiere que sea yo quien me presente con una disculpa. Creo que tiene razón. 

Akihiko

- ¿Disculpa de que? -siempre que esa palabra se asomaba en alguna frase, el escritor se ponía a la defensiva.

Se alejo un poco de su amante y le miro incrédulo al darle la razón a aquel estúpido hombre, que de por si ya no soportaba, aun no conociéndolo.

- ¿Acaso no puede entender que tengas que ausentarte un par de días? No, ya se. Tal vez no soporta que no tenga la primicia de el “Amorío del ermitaño escritor con un importante y conocido periodista”, que resulta ser hombre y ademas es su empleado… No me jodas con disculpas por cada cosa que haces, Takahiro. 

Takahiro

Parpadeó un par de veces antes de procesar todo lo que le había dicho. El ambiente comenzó a tornarse pesado, señal de una nueva pelea. Esperaba que no. 

-Abandoné mi trabajo, Akihiko, qué quieres qué haga. Yo no soy dueño de la revista y no puedo desaparecer como si nada. Si no me aparezco corro el riesgo de ser demandado por abandono de trabajo. No es que me agrade disculparme por algo que, pues, yo no pude controlar -bajó la cabeza- pero si tengo que hacerlo para no tener más problemas, lo haré y ya. 

Akihiko

La culpa volvió a golpearlo de lleno y se dio cuenta de que no debía tratar así a Takahiro siendo que el era la principal causa de todos sus problemas; ademas no estaban en igualdad de condiciones si de libertad en el trabajo se trataba.

- Yo… -volvió a abrazarlo y apoyo su cabeza en el hombro del moreno- Te debo varias disculpas, y no solo por esto. Soy un imbécil, Takahiro; aunque si fuese por mi, crearía un editorial solo para ti para que no tengas que disculparte con nadie y trabajaras como te plazca, ademas de no tener que rendir cuentas a idiotas… es decir… haz lo que tengas que hacer…

Takahiro

-No seas imbécil -le dio un golpecito en la cabeza- Sabes que si haces algo así no aceptaría el trabajo. Siempre he querido sobresalir por mis méritos y no por lo que otros hagan por mi como favores. De todos modos, te agradezco que te preocupes así. Haré lo que sea necesario, no más. Con esto quiero decir que de mi boca no saldrá nada acerca de nuestra relación. Solo me disculparé por no terminar la entrevista y por demorar al dar el artículo. 

Se alejó un poco y le sonrió- Al fin que no hay ninguna clausula que me obligue a contar mi vida privada. 

Akihiko

- Eres tan cool -rió contagiado por su sonrisa- Quisiera ser mas como tu, pero me han dicho que soy demasiado caprichoso.

Takahiro

-No quiero que cambies. De lo contrario no me habría enamorado de ti, o si? -le volvió a sonreír- Y si, en efecto eres muy caprichoso pero eso es culpa de todos los que te rodeamos. 

AU; ¡Alguien tiene que ceder!

[1] - [2] - [3] - [4] - [5]

Akihiko

La pregunta de la mujer le descoloco por un momento. Recordó como había hecho sufrir tan amargamente a Takahiro, sus lagrimas y como casi le perdió por sus ansias de poseerlo completamente frente a todos, y de paso, había involucrado a su adorado hermano menor. Era claro que jamas se perdonaría por aquello. Su estupidez no tenia limites

Miro a Isaka sin saber porque, solo como respuesta ante el sonido de su voz en su dirección, mientras las preguntas daban vueltas en su cabeza hasta que por fin se domino. Hizo un leve gesto a su acompañante y hablo.

- En cuando a si primera pregunta… -se aclaro levemente la garganta, dándose tiempo mientras hilaba ideas- Respecto a mi vida soy muy reservado, excepto por esta ocasión. Tarde o temprano se sabría y, creo, que lo mejor era que yo lo diese a conocer antes de que se malinterpretaran las cosas. Además, soy escritor, todo lo que hago, de cierta forma tiene un toque de dramatismo -rió, intentando alivianar el ambiente y lo logro.

Takahiro

Contuvo la respiración por unos segundos. Conocía tan bien a su novio, sabía que con esas preguntas los sentimientos de culpa estuvieron a punto de dominarle. Mordió su labio inferior mientras escuchaba la respuesta -Muy bien -sonrió enternecido.

———

Al parecer la reportera era ferviente admiradora del Usami, pues sonrió ante la respuesta y asintió, incluso un ligero sonrojo cruzó su rostro.

Muchos otros reporteros levantaban la mano. Isaka eligió al siguiente y este no tardó en disparar su pregunta -Usami-san, gracias por esta conferencia de prensa. Solo tengo un cuestionamiento. Debido a la situación que se presenta ¿Cómo cree que todo esto afecte su carrera y la de su pareja? 

Akihiko

Aquella pregunta estaba demás, y pensaba seriamente en decir algo irónico ante la estúpida interrogante, cualquier cosa estaría bien con tal de dejar salir su abrumadora rabia e impotencia que le invadía por saber desde siempre esa respuesta. Había sido tan estúpido, y no podía culpar a nadie mas que a su impulsivo ser.

- Creo que la respuesta ya la saben de antemano todos los aquí presentes, o sino, no estuviésemos reunidos por tal “acontecimiento”… -la habitación se quedo en silencio por largos segundos, y Akihiko miro uno a uno a esos extraños tan interesados en su vida y la de Takahiro, pensando que si no fuese este ultimo el amor de su vida, también estaría en aquel mar de rostros.- Pero… -rompió el silencio con su grave voz- Yo me pregunto ¿Porque tiene que afectarla? Él es un gran profesional, talentoso y responsable. Una persona como el son pocas en este mundo, y tengo la suerte de que haya elegido a alguien como yo… y que estemos juntos mas allá de los prejuicios por tener el mismo genero… Además, mi trabajo seguirá como siempre, de hecho, él es mi soporte y el mejor compañero que pueda tener, quien me apoya incondicionalmente… Por eso, aunque afecte nuestra vida tal como era, espero que el no pierda todo lo que ha ganado con tanto esfuerzo, por mi causa…

Jamás se había mostrado tan vulnerable en publico, tan abierto con respecto a sus sentimientos, pero todo era por Takahiro. Haría cualquier cosa por ese hombre y el solo el hecho de encontrarse en medio de tal situación lo demostraba.

Takahiro

Todo su ser tuvo una reacción instintiva. De hecho sintió con claridad como su piel se erizaba ante la respuesta tan profunda, sincera y sentida de su compañero de vida.

Se llevó una mano a la boca para disimular una sonrisa; aún cuando sabía que estaba solo, le ocasionaba cierta pena mostrarse tan feliz y compenetrado con el escritor que había hecho, sin querer, una de las declaraciones de amor más bellas que jamás había escuchado. Bajó la mirada unos segundos y al levantarla se topó con una toma del rostro amoroso de su Akihiko. Aún a través de la pantalla su corazón dio un vuelco a causa de la felicidad que el verlo le producía -Te amo tanto, idiota -susurró con un indicio de lágrimas en los ojos. 

——

Los reporteros presentes, sobretodo las mujeres, tuvieron que ahogar un a expresión de ternura o aprobación; hubiera sido poco profesional. Incluso Isaka se hallaba sorprendido al ver a un Usami Akihiko tan transparente, sonrió y cedió a palabra a otra chica.

Esta sumamente conmovida tardó un poco en armarse de compostura para hablar -Solo quiero decir -dijo la reportera- que en nuestro show estamos orgullosos de apoyarlo y así será siempre. Mi pregunta será acerca de su trabajo. ¿Cuánto tardaremos en deleitarnos con una nueva y maravillosa obra de su autoría? -la chica le sonrió amablemente. Isaka sonrió también,  pues estaba agradecido de que la joven reportera tuviera el tino de darle un respiro a su cliente. 

Akihiko

- Ya sabrán que tuve un accidente con en mi muñeca por lo que…

El resto de la conferencia giro en sus libros y en los futuros proyectos que tenían agendados con la editorial, ademas de algunos de sus trabajos que serian llevamos a la televisión, por lo que termino monopolizando las respuestas su editor.

—-

- Estoy en casa… -se alegraba por fin llegar al departamento, alejado de todo y todos.

Takahiro

Se puso de pie. Para su fortuna los nervios que sentía se habían ido disipando mientras la conferencia de prensa tomaba el rumbo más profesional que personal del hombre que ahora lo veía con aire desenfadado.

Caminó y lo abrazó -Estuviste excelente -recargó la cabeza sobre el hombro del escritor- Debo agradecer a Isaka-san que te haya ayudado. 

Akihiko

El solo hecho de tener a Takahiro recargado en su hombro, todas las tensiones y preocupaciones se fueron las instante.

- Espero que tus colegas piensen lo mismo, porque no se si soporte otra de estas experiencias para hacerlos cambiar de opinión.

Correspondió fuertemente ese abrazo y beso sus mejillas con suma ternura- Isaka-san lo hizo porque le significa publicidad gratis, no le agradezcas tanto.

Takahiro

El olor que emanaba el cuerpo de su novio le parecía uno de los más tranquilizadores, por eso aspiró en un par de ocasiones para que su respiración y palpitaciones terminaran por volver a la normalidad. 

-Y si no lo piensan, no caigas más en sus juegos. Sé bien que será un tema que difícilmente olvidarán -le sonrió- Eres muy rudo con Isaka-san, debes darle crédito, de no haber sido por su intervención estuvieras el un par de aprietos. Te gana el enojo a veces, admítelo -besó su nariz- 

Akihiko

- Es que cuando se trata de ti, no me puedo quedar tranquilo -cerro sus ojos, sonriendo ante tanta felicidad que le causaba el mas mínimo roce con el moreno.

- Solo por eso agradezco que estuviese ahí; pero dejemos de hablar de él… Te extrañe demasiado -alejo su rostro un par de centímetros para poder mirarle a los ojos y ver aquel bello rostro que amaba tanto.

Takahiro

Esa mirada le quemaba, era tan abrazadora y sentía como lograba desnudarle el alma. Sintió sus mejillas arder de vergüenza e intentó bajar la mirada, pero, Akihiko no se lo permitió y logró que le sostuviera la mirada por un par de segundos.

Akihiko

- ¿Podrías dejar de hacer eso? -se mordió el labio por acto reflejo, a la vez que se reía de puro nerviosismo.

Takahiro

-¿Ha-hacer eso? ¿Q-que es lo que estoy haciendo? -se apartó un poco, pues la expresión de Akihiko era de que en cualquier momento lo devoraría. 

Akihiko

- Seducirme ¿A caso no te das cuenta? -se aferro a un mas a su cintura, cerrando fuertemente sus brazo al rededor de esta de modo que sus cuerpos se ciñesen mucho mas- No puedo dejar de poner mi manos sobre ti si me miras de ese modo.

Su boca se apoyo ligeramente sobre la unión entre el cuello y el hombro, en busca de piel para morder.

Takahiro

-P-pero si yo no ¡Ahhh! Akihiko yo… ¡Ngh! -era totalmente irresistible que al toque no se activaran todos sus sentidos. A pesar de sgeuir algo avergonzado, algo en él le hacía pedir más , pero sin palabras. Su lenguaje corporal mandaba las señales correctas para que el peliplata continuara como deseara -…yo no hago nada -susurró. 

Akihiko

- Por cierto… -hablo en medio de los pequeños mordiscos y besos- ¿Te han llamado de tu trabajo? ¿O tu jefe esta esperando a que le lleves la primicia de tu vida?

Takahiro

Se tensó un poco ante la pregunta, así que tardó en responder para tratar de mantener a raya sus sentimientos -No ha llamado., supongo que quiere que sea yo quien me presente con una disculpa. Creo que tiene razón. 

Akihiko

- ¿Disculpa de que? -siempre que esa palabra se asomaba en alguna frase, el escritor se ponía a la defensiva.

Se alejo un poco de su amante y le miro incrédulo al darle la razón a aquel estúpido hombre, que de por si ya no soportaba, aun no conociéndolo.

- ¿Acaso no puede entender que tengas que ausentarte un par de días? No, ya se. Tal vez no soporta que no tenga la primicia de el “Amorío del ermitaño escritor con un importante y conocido periodista”, que resulta ser hombre y ademas es su empleado… No me jodas con disculpas por cada cosa que haces, Takahiro. 

Takahiro

Parpadeó un par de veces antes de procesar todo lo que le había dicho. El ambiente comenzó a tornarse pesado, señal de una nueva pelea. Esperaba que no. 

-Abandoné mi trabajo, Akihiko, qué quieres qué haga. Yo no soy dueño de la revista y no puedo desaparecer como si nada. Si no me aparezco corro el riesgo de ser demandado por abandono de trabajo. No es que me agrade disculparme por algo que, pues, yo no pude controlar -bajó la cabeza- pero si tengo que hacerlo para no tener más problemas, lo haré y ya. 

Akihiko

La culpa volvió a golpearlo de lleno y se dio cuenta de que no debía tratar así a Takahiro siendo que el era la principal causa de todos sus problemas; ademas no estaban en igualdad de condiciones si de libertad en el trabajo se trataba.

- Yo… -volvió a abrazarlo y apoyo su cabeza en el hombro del moreno- Te debo varias disculpas, y no solo por esto. Soy un imbécil, Takahiro; aunque si fuese por mi, crearía un editorial solo para ti para que no tengas que disculparte con nadie y trabajaras como te plazca, ademas de no tener que rendir cuentas a idiotas… es decir… haz lo que tengas que hacer…

Takahiro

-No seas imbécil -le dio un golpecito en la cabeza- Sabes que si haces algo así no aceptaría el trabajo. Siempre he querido sobresalir por mis méritos y no por lo que otros hagan por mi como favores. De todos modos, te agradezco que te preocupes así. Haré lo que sea necesario, no más. Con esto quiero decir que de mi boca no saldrá nada acerca de nuestra relación. Solo me disculparé por no terminar la entrevista y por demorar al dar el artículo. 

Se alejó un poco y le sonrió- Al fin que no hay ninguna clausula que me obligue a contar mi vida privada. 

AU; ¡Alguien tiene que ceder!

[1] - [2] - [3] - [4] - [5]

Akihiko

La pregunta de la mujer le descoloco por un momento. Recordó como había hecho sufrir tan amargamente a Takahiro, sus lagrimas y como casi le perdió por sus ansias de poseerlo completamente frente a todos, y de paso, había involucrado a su adorado hermano menor. Era claro que jamas se perdonaría por aquello. Su estupidez no tenia limites

Miro a Isaka sin saber porque, solo como respuesta ante el sonido de su voz en su dirección, mientras las preguntas daban vueltas en su cabeza hasta que por fin se domino. Hizo un leve gesto a su acompañante y hablo.

- En cuando a si primera pregunta… -se aclaro levemente la garganta, dándose tiempo mientras hilaba ideas- Respecto a mi vida soy muy reservado, excepto por esta ocasión. Tarde o temprano se sabría y, creo, que lo mejor era que yo lo diese a conocer antes de que se malinterpretaran las cosas. Además, soy escritor, todo lo que hago, de cierta forma tiene un toque de dramatismo -rió, intentando alivianar el ambiente y lo logro.

Takahiro

Contuvo la respiración por unos segundos. Conocía tan bien a su novio, sabía que con esas preguntas los sentimientos de culpa estuvieron a punto de dominarle. Mordió su labio inferior mientras escuchaba la respuesta -Muy bien -sonrió enternecido.

———

Al parecer la reportera era ferviente admiradora del Usami, pues sonrió ante la respuesta y asintió, incluso un ligero sonrojo cruzó su rostro.

Muchos otros reporteros levantaban la mano. Isaka eligió al siguiente y este no tardó en disparar su pregunta -Usami-san, gracias por esta conferencia de prensa. Solo tengo un cuestionamiento. Debido a la situación que se presenta ¿Cómo cree que todo esto afecte su carrera y la de su pareja? 

Akihiko

Aquella pregunta estaba demás, y pensaba seriamente en decir algo irónico ante la estúpida interrogante, cualquier cosa estaría bien con tal de dejar salir su abrumadora rabia e impotencia que le invadía por saber desde siempre esa respuesta. Había sido tan estúpido, y no podía culpar a nadie mas que a su impulsivo ser.

- Creo que la respuesta ya la saben de antemano todos los aquí presentes, o sino, no estuviésemos reunidos por tal “acontecimiento”… -la habitación se quedo en silencio por largos segundos, y Akihiko miro uno a uno a esos extraños tan interesados en su vida y la de Takahiro, pensando que si no fuese este ultimo el amor de su vida, también estaría en aquel mar de rostros.- Pero… -rompió el silencio con su grave voz- Yo me pregunto ¿Porque tiene que afectarla? Él es un gran profesional, talentoso y responsable. Una persona como el son pocas en este mundo, y tengo la suerte de que haya elegido a alguien como yo… y que estemos juntos mas allá de los prejuicios por tener el mismo genero… Además, mi trabajo seguirá como siempre, de hecho, él es mi soporte y el mejor compañero que pueda tener, quien me apoya incondicionalmente… Por eso, aunque afecte nuestra vida tal como era, espero que el no pierda todo lo que ha ganado con tanto esfuerzo, por mi causa…

Jamás se había mostrado tan vulnerable en publico, tan abierto con respecto a sus sentimientos, pero todo era por Takahiro. Haría cualquier cosa por ese hombre y el solo el hecho de encontrarse en medio de tal situación lo demostraba.

Takahiro

Todo su ser tuvo una reacción instintiva. De hecho sintió con claridad como su piel se erizaba ante la respuesta tan profunda, sincera y sentida de su compañero de vida.

Se llevó una mano a la boca para disimular una sonrisa; aún cuando sabía que estaba solo, le ocasionaba cierta pena mostrarse tan feliz y compenetrado con el escritor que había hecho, sin querer, una de las declaraciones de amor más bellas que jamás había escuchado. Bajó la mirada unos segundos y al levantarla se topó con una toma del rostro amoroso de su Akihiko. Aún a través de la pantalla su corazón dio un vuelco a causa de la felicidad que el verlo le producía -Te amo tanto, idiota -susurró con un indicio de lágrimas en los ojos. 

——

Los reporteros presentes, sobretodo las mujeres, tuvieron que ahogar un a expresión de ternura o aprobación; hubiera sido poco profesional. Incluso Isaka se hallaba sorprendido al ver a un Usami Akihiko tan transparente, sonrió y cedió a palabra a otra chica.

Esta sumamente conmovida tardó un poco en armarse de compostura para hablar -Solo quiero decir -dijo la reportera- que en nuestro show estamos orgullosos de apoyarlo y así será siempre. Mi pregunta será acerca de su trabajo. ¿Cuánto tardaremos en deleitarnos con una nueva y maravillosa obra de su autoría? -la chica le sonrió amablemente. Isaka sonrió también,  pues estaba agradecido de que la joven reportera tuviera el tino de darle un respiro a su cliente. 

Akihiko

- Ya sabrán que tuve un accidente con en mi muñeca por lo que…

El resto de la conferencia giro en sus libros y en los futuros proyectos que tenían agendados con la editorial, ademas de algunos de sus trabajos que serian llevamos a la televisión, por lo que termino monopolizando las respuestas su editor.

—-

- Estoy en casa… -se alegraba por fin llegar al departamento, alejado de todo y todos.

Takahiro

Se puso de pie. Para su fortuna los nervios que sentía se habían ido disipando mientras la conferencia de prensa tomaba el rumbo más profesional que personal del hombre que ahora lo veía con aire desenfadado.

Caminó y lo abrazó -Estuviste excelente -recargó la cabeza sobre el hombro del escritor- Debo agradecer a Isaka-san que te haya ayudado. 

Akihiko

El solo hecho de tener a Takahiro recargado en su hombro, todas las tensiones y preocupaciones se fueron las instante.

- Espero que tus colegas piensen lo mismo, porque no se si soporte otra de estas experiencias para hacerlos cambiar de opinión.

Correspondió fuertemente ese abrazo y beso sus mejillas con suma ternura- Isaka-san lo hizo porque le significa publicidad gratis, no le agradezcas tanto.

Takahiro

El olor que emanaba el cuerpo de su novio le parecía uno de los más tranquilizadores, por eso aspiró en un par de ocasiones para que su respiración y palpitaciones terminaran por volver a la normalidad. 

-Y si no lo piensan, no caigas más en sus juegos. Sé bien que será un tema que difícilmente olvidarán -le sonrió- Eres muy rudo con Isaka-san, debes darle crédito, de no haber sido por su intervención estuvieras el un par de aprietos. Te gana el enojo a veces, admítelo -besó su nariz- 

Akihiko

- Es que cuando se trata de ti, no me puedo quedar tranquilo -cerro sus ojos, sonriendo ante tanta felicidad que le causaba el mas mínimo roce con el moreno.

- Solo por eso agradezco que estuviese ahí; pero dejemos de hablar de él… Te extrañe demasiado -alejo su rostro un par de centímetros para poder mirarle a los ojos y ver aquel bello rostro que amaba tanto.

Takahiro

Esa mirada le quemaba, era tan abrazadora y sentía como lograba desnudarle el alma. Sintió sus mejillas arder de vergüenza e intentó bajar la mirada, pero, Akihiko no se lo permitió y logró que le sostuviera la mirada por un par de segundos.

Akihiko

- ¿Podrías dejar de hacer eso? -se mordió el labio por acto reflejo, a la vez que se reía de puro nerviosismo.

Takahiro

-¿Ha-hacer eso? ¿Q-que es lo que estoy haciendo? -se apartó un poco, pues la expresión de Akihiko era de que en cualquier momento lo devoraría. 

Akihiko

- Seducirme ¿A caso no te das cuenta? -se aferro a un mas a su cintura, cerrando fuertemente sus brazo al rededor de esta de modo que sus cuerpos se ciñesen mucho mas- No puedo dejar de poner mi manos sobre ti si me miras de ese modo.

Su boca se apoyo ligeramente sobre la unión entre el cuello y el hombro, en busca de piel para morder.

Takahiro

-P-pero si yo no ¡Ahhh! Akihiko yo… ¡Ngh! -era totalmente irresistible que al toque no se activaran todos sus sentidos. A pesar de sgeuir algo avergonzado, algo en él le hacía pedir más , pero sin palabras. Su lenguaje corporal mandaba las señales correctas para que el peliplata continuara como deseara -…yo no hago nada -susurró. 

Akihiko

- Por cierto… -hablo en medio de los pequeños mordiscos y besos- ¿Te han llamado de tu trabajo? ¿O tu jefe esta esperando a que le lleves la primicia de tu vida?

Takahiro

Se tensó un poco ante la pregunta, así que tardó en responder para tratar de mantener a raya sus sentimientos -No ha llamado., supongo que quiere que sea yo quien me presente con una disculpa. Creo que tiene razón. 

Akihiko

- ¿Disculpa de que? -siempre que esa palabra se asomaba en alguna frase, el escritor se ponía a la defensiva.

Se alejo un poco de su amante y le miro incrédulo al darle la razón a aquel estúpido hombre, que de por si ya no soportaba, aun no conociéndolo.

- ¿Acaso no puede entender que tengas que ausentarte un par de días? No, ya se. Tal vez no soporta que no tenga la primicia de el “Amorío del ermitaño escritor con un importante y conocido periodista”, que resulta ser hombre y ademas es su empleado… No me jodas con disculpas por cada cosa que haces, Takahiro. 

Takahiro

Parpadeó un par de veces antes de procesar todo lo que le había dicho. El ambiente comenzó a tornarse pesado, señal de una nueva pelea. Esperaba que no. 

-Abandoné mi trabajo, Akihiko, qué quieres qué haga. Yo no soy dueño de la revista y no puedo desaparecer como si nada. Si no me aparezco corro el riesgo de ser demandado por abandono de trabajo. No es que me agrade disculparme por algo que, pues, yo no pude controlar -bajó la cabeza- pero si tengo que hacerlo para no tener más problemas, lo haré y ya. 

AU; ¡Alguien tiene que ceder!

[1] - [2] - [3] - [4] - [5]

Akihiko

La pregunta de la mujer le descoloco por un momento. Recordó como había hecho sufrir tan amargamente a Takahiro, sus lagrimas y como casi le perdió por sus ansias de poseerlo completamente frente a todos, y de paso, había involucrado a su adorado hermano menor. Era claro que jamas se perdonaría por aquello. Su estupidez no tenia limites

Miro a Isaka sin saber porque, solo como respuesta ante el sonido de su voz en su dirección, mientras las preguntas daban vueltas en su cabeza hasta que por fin se domino. Hizo un leve gesto a su acompañante y hablo.

- En cuando a si primera pregunta… -se aclaro levemente la garganta, dándose tiempo mientras hilaba ideas- Respecto a mi vida soy muy reservado, excepto por esta ocasión. Tarde o temprano se sabría y, creo, que lo mejor era que yo lo diese a conocer antes de que se malinterpretaran las cosas. Además, soy escritor, todo lo que hago, de cierta forma tiene un toque de dramatismo -rió, intentando alivianar el ambiente y lo logro.

Takahiro

Contuvo la respiración por unos segundos. Conocía tan bien a su novio, sabía que con esas preguntas los sentimientos de culpa estuvieron a punto de dominarle. Mordió su labio inferior mientras escuchaba la respuesta -Muy bien -sonrió enternecido.

———

Al parecer la reportera era ferviente admiradora del Usami, pues sonrió ante la respuesta y asintió, incluso un ligero sonrojo cruzó su rostro.

Muchos otros reporteros levantaban la mano. Isaka eligió al siguiente y este no tardó en disparar su pregunta -Usami-san, gracias por esta conferencia de prensa. Solo tengo un cuestionamiento. Debido a la situación que se presenta ¿Cómo cree que todo esto afecte su carrera y la de su pareja? 

Akihiko

Aquella pregunta estaba demás, y pensaba seriamente en decir algo irónico ante la estúpida interrogante, cualquier cosa estaría bien con tal de dejar salir su abrumadora rabia e impotencia que le invadía por saber desde siempre esa respuesta. Había sido tan estúpido, y no podía culpar a nadie mas que a su impulsivo ser.

- Creo que la respuesta ya la saben de antemano todos los aquí presentes, o sino, no estuviésemos reunidos por tal “acontecimiento”… -la habitación se quedo en silencio por largos segundos, y Akihiko miro uno a uno a esos extraños tan interesados en su vida y la de Takahiro, pensando que si no fuese este ultimo el amor de su vida, también estaría en aquel mar de rostros.- Pero… -rompió el silencio con su grave voz- Yo me pregunto ¿Porque tiene que afectarla? Él es un gran profesional, talentoso y responsable. Una persona como el son pocas en este mundo, y tengo la suerte de que haya elegido a alguien como yo… y que estemos juntos mas allá de los prejuicios por tener el mismo genero… Además, mi trabajo seguirá como siempre, de hecho, él es mi soporte y el mejor compañero que pueda tener, quien me apoya incondicionalmente… Por eso, aunque afecte nuestra vida tal como era, espero que el no pierda todo lo que ha ganado con tanto esfuerzo, por mi causa…

Jamás se había mostrado tan vulnerable en publico, tan abierto con respecto a sus sentimientos, pero todo era por Takahiro. Haría cualquier cosa por ese hombre y el solo el hecho de encontrarse en medio de tal situación lo demostraba.

Takahiro

Todo su ser tuvo una reacción instintiva. De hecho sintió con claridad como su piel se erizaba ante la respuesta tan profunda, sincera y sentida de su compañero de vida.

Se llevó una mano a la boca para disimular una sonrisa; aún cuando sabía que estaba solo, le ocasionaba cierta pena mostrarse tan feliz y compenetrado con el escritor que había hecho, sin querer, una de las declaraciones de amor más bellas que jamás había escuchado. Bajó la mirada unos segundos y al levantarla se topó con una toma del rostro amoroso de su Akihiko. Aún a través de la pantalla su corazón dio un vuelco a causa de la felicidad que el verlo le producía -Te amo tanto, idiota -susurró con un indicio de lágrimas en los ojos. 

——

Los reporteros presentes, sobretodo las mujeres, tuvieron que ahogar un a expresión de ternura o aprobación; hubiera sido poco profesional. Incluso Isaka se hallaba sorprendido al ver a un Usami Akihiko tan transparente, sonrió y cedió a palabra a otra chica.

Esta sumamente conmovida tardó un poco en armarse de compostura para hablar -Solo quiero decir -dijo la reportera- que en nuestro show estamos orgullosos de apoyarlo y así será siempre. Mi pregunta será acerca de su trabajo. ¿Cuánto tardaremos en deleitarnos con una nueva y maravillosa obra de su autoría? -la chica le sonrió amablemente. Isaka sonrió también,  pues estaba agradecido de que la joven reportera tuviera el tino de darle un respiro a su cliente. 

Akihiko

- Ya sabrán que tuve un accidente con en mi muñeca por lo que…

El resto de la conferencia giro en sus libros y en los futuros proyectos que tenían agendados con la editorial, ademas de algunos de sus trabajos que serian llevamos a la televisión, por lo que termino monopolizando las respuestas su editor.

—-

- Estoy en casa… -se alegraba por fin llegar al departamento, alejado de todo y todos.

Takahiro

Se puso de pie. Para su fortuna los nervios que sentía se habían ido disipando mientras la conferencia de prensa tomaba el rumbo más profesional que personal del hombre que ahora lo veía con aire desenfadado.

Caminó y lo abrazó -Estuviste excelente -recargó la cabeza sobre el hombro del escritor- Debo agradecer a Isaka-san que te haya ayudado. 

Akihiko

El solo hecho de tener a Takahiro recargado en su hombro, todas las tensiones y preocupaciones se fueron las instante.

- Espero que tus colegas piensen lo mismo, porque no se si soporte otra de estas experiencias para hacerlos cambiar de opinión.

Correspondió fuertemente ese abrazo y beso sus mejillas con suma ternura- Isaka-san lo hizo porque le significa publicidad gratis, no le agradezcas tanto.

Takahiro

El olor que emanaba el cuerpo de su novio le parecía uno de los más tranquilizadores, por eso aspiró en un par de ocasiones para que su respiración y palpitaciones terminaran por volver a la normalidad. 

-Y si no lo piensan, no caigas más en sus juegos. Sé bien que será un tema que difícilmente olvidarán -le sonrió- Eres muy rudo con Isaka-san, debes darle crédito, de no haber sido por su intervención estuvieras el un par de aprietos. Te gana el enojo a veces, admítelo -besó su nariz- 

Akihiko

- Es que cuando se trata de ti, no me puedo quedar tranquilo -cerro sus ojos, sonriendo ante tanta felicidad que le causaba el mas mínimo roce con el moreno.

- Solo por eso agradezco que estuviese ahí; pero dejemos de hablar de él… Te extrañe demasiado -alejo su rostro un par de centímetros para poder mirarle a los ojos y ver aquel bello rostro que amaba tanto.

Takahiro

Esa mirada le quemaba, era tan abrazadora y sentía como lograba desnudarle el alma. Sintió sus mejillas arder de vergüenza e intentó bajar la mirada, pero, Akihiko no se lo permitió y logró que le sostuviera la mirada por un par de segundos.

Akihiko

- ¿Podrías dejar de hacer eso? -se mordió el labio por acto reflejo, a la vez que se reía de puro nerviosismo.

Takahiro

-¿Ha-hacer eso? ¿Q-que es lo que estoy haciendo? -se apartó un poco, pues la expresión de Akihiko era de que en cualquier momento lo devoraría. 

Akihiko

- Seducirme ¿A caso no te das cuenta? -se aferro a un mas a su cintura, cerrando fuertemente sus brazo al rededor de esta de modo que sus cuerpos se ciñesen mucho mas- No puedo dejar de poner mi manos sobre ti si me miras de ese modo.

Su boca se apoyo ligeramente sobre la unión entre el cuello y el hombro, en busca de piel para morder.

Takahiro

-P-pero si yo no ¡Ahhh! Akihiko yo… ¡Ngh! -era totalmente irresistible que al toque no se activaran todos sus sentidos. A pesar de sgeuir algo avergonzado, algo en él le hacía pedir más , pero sin palabras. Su lenguaje corporal mandaba las señales correctas para que el peliplata continuara como deseara -…yo no hago nada -susurró. 

Akihiko

- Por cierto… -hablo en medio de los pequeños mordiscos y besos- ¿Te han llamado de tu trabajo? ¿O tu jefe esta esperando a que le lleves la primicia de tu vida?

Takahiro

Se tensó un poco ante la pregunta, así que tardó en responder para tratar de mantener a raya sus sentimientos -No ha llamado., supongo que quiere que sea yo quien me presente con una disculpa. Creo que tiene razón.